España barrió con Italia y mantuvo con justicia la corona de la Eurocopa

·

España barrió con Italia y mantuvo con justicia la corona de la Eurocopa

El cuadro hispano se consolidó como la mejor selección del momento.
Silva, Alba, Torres y Mata anotaron para el equipo de Vicente del Bosque. 


En un intenso partido y dando cuenta de su buen momento futbolístico, la selección de España venció con justicia al combinado de Italia por 4-0, en la final de la Eurocopa 2012, en encuentro disputado en el Estadio Olímpico de Kiev, Ucrania y con anotaciones de David Silva (14') y Jordi Alba (41'), Fernando Torres (84') y Juan Mata (88').

El elenco de Vicente del Bosque disputó el primer tiempo con un juego ordenado en todas sus líneas. El fondo frenó cualquier intención de los atacantes italianos, el mediocampo se hizo del balón y los delanteros inquietaron en más de una oportunidad al portero Gianluigi Buffon.

La notable superioridad se vio plasmada a los 14', cuando Cesc Fábregas realizó un centro al área y David Silva conectó de cabeza y mandó la pelota al fondo de la malla.

Italia no se echó atrás, más bien reaccionó y se hizo de algunas oportunidades, con Antonio Cassano como máximo protagonista, ya que su figura y goleador, Mario Balotelli, no estuvo a la altura de la final.

Cuando el primer tiempo expiraba, llegó el segundo, está vez en los pies de Jordi Alba, quien recibió un buen pase en profundidad de Xavi y con un buen disparo dejó el marcador a su favor por 2-0, resultado que se mantuvo hasta el término de la primera mitad.

En el complemento, el elenco de Cesare Prandelli realizó algunas modificaciones, pero quizá no fueron las más acertadas, ya que Thiago Motta, no alcanzó a estar cinco minutos, cuando tuvo que salir por lesión y dejó a su equipo con 10 hombres.

El dominio de España fue total. Fue dueño del balón, defendió de manera correcta, atacó por las bandas y llegó al área rival.

Situación que más adelante se vio plasmada a los 84' con el gol de Fernando Torres, quien había reemplazado a Cesc Fábregas, mientras que el último de la jornada, corrió por cuenta de otro de los jugadores salidos del banco de suplentes, Juan Mata, quien ingresó y en la primera pelota que tocó marcó el cuarto, cuando el reloj indicaba los 88'.

Con este resultado, España se instaló en lo más alto de su continente y también del mundo, con un tricampeonato (Eurocopa-Mundial-Eurocopa) nunca antes visto a nivel planetario.

Blog archive